jueves, 18 de febrero de 2016

Cambiar hábitos alimentarios : La información no es suficiente.

En esta entrada voy a hacer una reflexión sobre la conferencia a la que hoy mismo he tenido la suerte de poder asistir. La conferencia es ya la número XIII que se realiza bajo el nombre de José María Bengoa ( saber más ), médico español que ha realizado una gran labor en el campo de la nutrición y salud comunitaria. Podéis leer un libro que es lectura obligatoria para los estudiantes de Nutrición de la UA que se llama "Tras la ruta del hambre", es un ensayo autobiográfico. La frase de Bengoa con la que se inicia la conferencia es: Ninguna investigación sin acción, ninguna acción sin investigación. Claro es el mensaje que quiere transmitir y es que los nutricionistas en su condición de científicos deben aportar un conocimiento objetivo, sistematizado pero no quedarse ahí. Traspasar la barrera del paper, del método científico y hacer que llegue a los ciudadanos con el objetivo de mejorar su salud que al fin y al cabo es lo que todos buscamos, estar sanos, o no? 



La conferencia la ha impartido Bittor Rodriguez , Dietista - Nutricionista y  Doctor en Tecnología de los Alimentos ( saber más ). Como me ha impactado tanto he decidido escribir una entrada sobre lo que he aprendido allí y así poder compartirlo con vosotros. Sus palabras y mis reflexiones se cruzarán durante todo el texto así que no toméis nada como de mi cosecha pues todo lo ha sembrado su charla. Os dejo aquí un SlideShare de una charla similar en la que podréis observar sus líneas de investigación en el fomento de consumo de frutas y verduras en la población infantil: ( saber más )
Bittor se centró en buscar datos en su propia ciudad, Vitoria-Gasteiz y en verdad viendo los resultados te das cuenta de que no hace falta ver documentales como "Más allá del peso" para quedarte con los ojos como platos. El porcentaje de niños que llega al consumo recomendado de frutas y verduras es mínimo. 



Los investigadores se centraron en la industria alimentaria y es que es realmente impactante que sabiendo lo malos que son muchos productos: hamburguesas de McDonlad`s, Coca Cola, Cola Cao, Oreo...los sigamos consumiendo en tanta cantidad. Y no penséis en el un día es un día, mirad un supermercado y observad a que productos se dedica más espacio. La cuestión es que por algún motivo vivimos en la disonancia cognitiva y comemos y compramos para nuestros pequeños lo que sabemos que no es bueno para su salud, todo lo contrario, es perjudicial. 



Hoy por hoy ya somos impermeables a muchos mensajes , podéis buscar literatura sobre " The determinants of food choice" y veréis como no llega con decir: la fruta está rica y es sana. Las galletas son malas porque llevan azúcar y grasas trans. Hay que introducir modelos de cambios de conducta, en la investigación de Bittor se basan sobre todo en la Teoría del comportamiento planificado (TPB). La actitud que tenemos hacia un alimento, positiva o negativa, no viene sólo de lo que conocemos sobre él. Por lo que se ve parece que de hecho, estos argumentos racionales tienen poco de persuasivos. Nuestras creencias, experiencias y conocimientos de consecuencias de ingerir un alimento, todo éso junto, es lo que hace que elijamos un alimento u otro.


Si un alimento es muy palatable, como todo lo que la industria alimentaria fabrica, lleno de azúcares, sal y grasas trans..al comerlo me produce placer y éso es una experiencia positiva. Si yo como algo no porque me apetezca mucho, más bien porque me lo prepararon con cariño: los bizcochos de la abuela, las croquetas de mamá...estoy tomando una decisión por mis afectos no porque sepa que me conviene o no ese alimento. Si yo al llegar a casa después de un largo día de trabajo , me premio pidiendo pizza en vez de cocinar algo saludable, estoy recompensando mi esfuerzo con comida. Por no hablar de recompensas directas que emanan de la industria alimentaria, cuántos huevos kinder nos habremos comido sólo por conseguir la sorpresa?
Por otro lado existen normas subjetivas que tienen que ver con aceptación y presión social. Yo quiero bajar de peso y sé que no me conviene irme de cañas y tapas, pero lo hago porque no quiero soportar la presión social de dar explicaciones y quedar como un amargado. Imaginemos lo que siente un niño a quien le llevan una bolsa de chuches al cole por cada cumpleaños y después la fiesta se celebra en McDonald`s. Todos nos hemos sentido excluidos alguna vez, y en un ambiente obesogénico sentirse apartado por decidir llevar un estilo de vida saludable no es extraño. De hecho muchas veces he pensado que muchos trastornos de la conducta alimentaria son generados por lo mucho que hay que reafirmarse a uno mismo de querer comer bien, de querer hacer deporte ...para no dejarse llevar por el sedentarismo y los procesados. Nos metemos en el mundillo fit y healthy en el que nuestros modelos posiblemente no sean otros que productos de la industria que nos quieren sacudir los bolsillos pero nuestra salud les importa poco. 



Quizá sientas que tienes cierta autonomía pero es realmente así? El control que percibes es real? Lo que es normal porque todo el mundo lo hace y es más accesible..acaba siendo una bomba de relojería. Vivimos en un mundo en el que por desgracia decidir no comer algo porque es malo para tu salud está rallando el trastorno de conducta alimentario e incluso hay profesionales sanitarios que con sus actos potencian esta línea de pensamiento. De verdad es que no se puede comer sano sin estar buscando el cuerpo 10, sólo porque tu salud y la de los tuyos te importa? Porque está bastante estudiado cómo la alimentación del padre y de la madre influyen en el feto. 



Seguro que sigues conociendo a gente que fuma. Sabe que fumar es malo no, lo siguiente. Hoy ha salido esta noticia Turquía no pagará el tratamiento del cáncer de pulmón a los fumadores . Si un adulto puede vivir en esa ya mencionada disonancia cognitiva, pretendemos que un niño perciba algo como "riesgo para su salud" ??. Por éso nuestro deber es persuadirlos igual o mejor de bien que lo hace la industria alimentaria. Entre todos tenemos que cambiar la imagen aceptada de comer mal como normal. Cambiar las presiones sociales que sufren muchos padres por dar comida sana a sus hijos, disminuir la aceptación del zumito en bote de marras y también las oportunidades de consumo. Cuantas más veces está expuesto un niño a la bollería industrial que a la fruta y verdura ??



Sabes qué es motivar a alguien? Darle motivos para que actúe! Bittor puso un ejemplo muy bueno. Si quieres correr una maratón y tu entrenador te dice: No hay problema, mañana corres 26 km a ver que tal...qué harías? Pues lo mismo con la alimentación saludable, hay que ir implementando buenas conductas poco a poco . Si tu hijo no come una verdura con tal de que sea capaz de comerlas con un poquito de queso en una tostada ya es suficiente. Hay que ir poco a poco. Dentro de su investigación las habilidades sensoriales juegan un papel súper importante. Y es que jugamos con desventaja. Si la mamá ya le encasquetó al niño los gusanitos cuando a penas podía andar, a qué le va a saber una manzana? Y más todavía la del Mercadona...que hasta a mi me sabe a plástico ?? Sociólogos, nutricionistas y especialistas en habilidades sensoriales han formado un equipo multidisciplinar para conseguir fomentar el consumo de frutas y verduras. Y algunos dirán: vaya despliegue...supongo que vivirán en las nubes y no se harán una idea de la de gente que hay trabajando detrás de una lata de CocaCola. 



Un niño no entiende lo que es tener una placa de ateroma o que las células beta de tu páncreas no funcionen bien. Pero un niño sí entiende que si no come fibra está estreñido y no puede ir al baño, tendrá la barriguita hinchada y se sentirá incómodo. O que un buen aporte de potasio, que se encuentra en todos los alimentos frescos, le ayudará a hacer deporte mejor. Si hasta Popeye es lo mejor que me viene a la mente en cuanto a motivación infantil a comer verduras. Todos los niños tienen derecho a que les gusten unas verduras y no otras, porque cada cual tiene sus gustos. Todos los niños deben tener el derecho de colaborar en la elaboración de sus platos porque sabemos que cocinar lo que comes es muy motivador y toda una recompensa! Los mayores debemos reforzarlos. Durante la charla se hizo mucho hincapié a la presión que ejercen los niños sobre los padres a la hora de comprar. Siempre nos centramos en educar a los mayores pues de ellos los niños aprenden. Pero ojo que también hay padres que han dejado de fumar motivados por la existencia de sus churumbeles. Un niño se merece saber que comprar una manzana no es más caro que comprar un Kinder Bueno. Y que si tiene una monedita en el bolsillo puede acceder a muchos alimentos buenos para su salud. 
Espero que este texto te haya emocionado y hecho pensar igual que a mí, y que podamos entre todos hacer de este mundo un mundo mejor. 



5 comentarios:

  1. Me ha encantado. Y me he acordado del día que descubrí que una borraja (verdura muy típica en Aragón y que he comido tooodas las semanas de mi vida desde que tengo memoria) costaba 4 veces menos que una piruleta. Resulta que fui con mi madre a comprar al mercado central, la borraja costaba 25 pesetas (qué mayor soy jaja) y acabábamos de ver unas piruletas de esas enormes de confitería que costaba 100 pesetas. No sé qué edad tenía pero aluciné, para mí la borraja era la comida buena y lo otro una chuche (que también me encantaban) y no podía entender que la comida de verdad costase cuatro veces menos!!! Lo repetí tantas veces aquella semana, mes y año que sigo acordándome hoy jeje.
    Hace un par de semanas vi en youtube un video de una blogger a la que sigo y que me gusta, Balamoda. Es de moda, aunque toca otros temas y en ese caso proponía cinco snacks para tomar a diario a media mañana. Flipé con el tipo de tentempies que proponía y supongo que para mucha gente eso es lo normal, porque junto a los comentarios de "qué barbaridad" (algunos había) estaban muchos otros de "menos mal que alguien come comida de verdad" o "algunos parece que no entienden que hay gente que no estamos toda la vida a dieta". Si lo quieres verlo pon en google 'youtube balamoda picoteo media mañana' y te saldrá, aunque supongo que tú tienes ejemplos de esos a diario...
    Vaya rollo te he soltado. Es que te leo siempre y no tengo tiempo de comentar pero siempre me quedo con las ganas! ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Anita de verdad. Tu ejemplo es un muy clarificador. Miraré el vídeo porque me gusta mucho YouTube!!! Hasta que no cambie la ideología, la mentalidad de la gente nada va a cambiar, es así de simple. Yo me alegro de que tengo un grupo majo de buenas personas sanas en todos los aspectos en el cual te estoy incluyendo por su puesto jeje. Gente feliz que hace que la vida sana sea un placer digno de compartir!!! Un beso y mil gracias por invertir tu tiempo en comentarme!

    ResponderEliminar
  3. Yo fui uno de esos que dejo de fumar por insistencia infantil.

    ResponderEliminar
  4. Gracias como siempre genial. Me leo todo lo que escribes y me encanta. No puedo seguirte por instagran ( no se porque no me deja), pero te leo siempre por aquí. Sigue ilustrando nos con todo lo que sabes porque yo quiero seguir aprendiendo. Cuerpo sano y mente más. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  5. Alohaaa!!Soy Mj_best_version...te leo siempre...y a veces le intento explicar a mi madre las cosas que cuentas. En concreto, recuerdo que le conté por activa y pasiva cuantos azúcares tienen los zumos, iogures, barritas special k, etc. que nos zampamos sin más. Ella se piensa que estoy flipada con el gym y la alimentación sana, pero un dia zappeando vió un repor sobre ello y me dice, tenias razón!!! toda sorprendida...en fin para que veas, la gente hasta que no ve un vídeo tipo más allá del peso, no cree nada, y aún así, se les olvida a los 10 minutos y se zampan medio paquete de galletas. En fin....me ha encantado el artículo, como siempre. besotes

    ResponderEliminar