martes, 15 de diciembre de 2015

Trastorno por atracón, hay que decirlo más!

Cuando reactivé el blog tenía pensando centrarme en otras cosas más relacionadas con enseñaros a contar macros, estrategias nutricionales...pero he pensado que tengo que volver a hablar sobre el trastorno por atracón, también conocido como binge eating. Por qué? Primero porque cada vez que saco el tema me llueven mensajes privados de auxilio y éso es que el tema es importante. Segundo porque puedo aportar un punto de vista como paciente y como profesional y creo que puede ser interesante.


Los que me seguís ya sabéis que yo he dicho en varias ocasiones abiertamente que padecí este trastorno englobado dentro de los TAC (trastornos de la conducta alimentaria). No sé si es correcto hablar en pretérito imperfecto porque puede que estas cosas sean crónicas y si es así no me importa asumirlo. Está claro que yo aunque vivo feliz sin pensar en mis atracones casi siempre, ha sido algo que marcó mi vida mucho tiempo. Quizá el hecho de que a día de hoy se siga hablando mucho de bulimia, anorexia, de las nuevas: ortorexia y vigorexia...pero muy poco del trastorno por atracón hace que nos de vergüenza decirlo abiertamente y éso no es bueno para nosotros ni para las personas que nos quieren y están dispuestas a ayudarnos. Ya que estoy aquí escribiendo supongo que me toca empezar a mi a responder algunas preguntas importantes:

  • ¿Cuándo empecé a darme atracones? Después de la muerte de mi madre.
  • ¿Habías tenido antes algún TCA? Sí, en general siempre he sido una persona muy perfeccionista y se puede decir que en mi adolescencia compartía muchos comportamientos con la anorexia aunque nunca he llegado a estar ingresada /diagnosticada.
  • ¿Sabías lo que te pasaba? No, de hecho pensaba que era a la única persona que le pasaba en el mundo, las pocas veces que intentaba explicárselo a alguien se pensaban que era bulimia porque no entienden que uno puede darse un atracón sin compensarlo vomitando de hecho en mi vida he sido capaz de vomitar aunque en esa etapa de anorexia lo intenté sin éxito alguna vez. 
  • ¿Cuándo descubriste qué era lo que estaba pasando? Pasaron muchos años con periodos de atracones intermitentes hasta que buceando por internet empecé a leer sobre binge eating.
  • ¿Has dejado de darte atracones? Sí, rotundamente sí. Hay veces que disfruto comiendo mucho y mal, sé que está mal pero es la verdad. No es un atracón de binge eating, es una epic cheat meal que a veces no tienes planeada pero surge. 
  • ¿Cómo lograste salir? Solucionando los problemas emocionales que me hacían darme atracones, profundizando mucho en mí misma. Fui a un psicólogo pero sinceramente la que salí del problema fui yo sola tiempo después de dejar las sesiones que fueron escasas. 


Después de sincerarme un poco con vosotros hay cosas que me gustaría compartir que he aprendido de mi experiencia y podéis debatir conmigo en los comentarios. Realmente sólo busco dar ánimos a quien lo esté pasando mal por este motivo y dar a conocer nuestro problema / enfermedad.
  1. El primer problema que hay con el atracón es que la gente se cree que es lo que le pasa a la chica del dibujito, que se cura bebiendo agua a litros, comiendo verduras y vegetales y moviéndote. A ver, dudo mucho que alguien que no haya padecido este trastorno sepa la cantidad de comida que te puedes bajar de una sentada. Literalmente he llegado a pensar que alguna vez acababa en el hospital. No es una epic cheat meal es muchísimo más grande.
  2. NO VOMITAMOS!! Parece que es difícil de asimilar este punto pero no hay una compensación porque no nos damos un atracón para compensarlo y vernos delgadas. Es más bien un trastorno de ansiedad, como quien le da a la botella pero a la comida. Realmente quieres hacerlo, desconectas mientras estás comiendo y aunque sepas que es algo malo para ti, lo disfrutas. Claro que después te sientes mal pero en principio no tiene nada que ver con la bulimia.
  3. Que nos culpen de lo que nos pasa no nos ayuda. Voy a ser clara con ésto porque me molesta especialmente. Alguien iría por una planta de enfermos de cáncer buscando pacientes fumadores para decirles: porque has fumado te lo mereces! Supongo que leer ésto no ha sido agradable. Cómo se puede sentir una persona a la que los atracones le están fastidiando la vida y no sabe cómo salir de esa situación que le digan que se lo merece por esas dietas que hace, por querer adelgazar...? Las enfermedades se merecen? Desde luego mi concepto de salud no es ése y de ayudar a los demás mucho menos.
  4. Hay mil tipologías de personas que padecen este trastorno, he hablado con mujeres y hombres y os puedo asegurar que independientemente de su relación con la comida, que les vaya el culto al cuerpo o no...los atracones no son de fácil asociación con una dieta restrictiva. En mi vida he hecho dietas restrictivas mejores y peores pero jamás me di atracones por éso, alguna comida trampa y sin desfasar. El motivo de que la comida llegue a convertirse en una vía de escape, en una droga ...suele ser mucho más profundo. Muchas personas están tan perdidas que ni saben identificar la causa que desató el problema. Pero no es muy respetuoso hacia el dolor ajeno reducir los problemas de una persona a que le guste su lorza más o menos. Me importa mi físico pero no es ni de lejos lo que más problemas me ha dado en la vida. Lo siento, ésto no es rrsshappyflower, es la vida real.
  5. A día de hoy pienso que se puede salir del problema y en mi caso pasó por solucionar aspectos emocionales pero supongo que no tiene que ser así en todo el mundo. Yo no voy a hacer un cursillo de coaching de CCC y juntarlo con el de TSD y hacerme experta en coaching y dietas antiatracones. Sólo quiero transmitir que soy una más y ahora practico la dieta flexible, macreo a diario y no me pego atracones ni ganas que tengo!


Un día tendrás las suerte de que te pase lo que a mi: la comida no solucionará tus problemas. No lograrás evadirte con un atracón, ni con la siesta que viene después. Un día aceptarás  que la vida no es un camino de rosas como nos pintan por aquí , por mucho que te esfuerces en muchas ocasiones las cosas salen mal. Tú vales mucho y debes luchar por lo que deseas, un atracón es sólo un autocastigo. No te maltrates, respétate a ti mismo para que te respeten los demás. Siempre habrá alguien dispuesto a juzgarte ahí fuera pero realmente la opinión de esa persona no nos sirve para nada. Quizá te estés dando atracones porque has sufrido mucho en silencio y no has sabido canalizarlo. Pero así es la vida, caerse y levantarse una y otra vez. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario